TERCIADO EN LA MORALEJA

Unos árboles, en su mayoría olmos, habían crecido sin control y nos llamaron para reducir la copa y eliminar las ramas mal dirigidas o peligrosas. Ya se habían caído varias ramas y el trabajo era bastante urgente. Además, es una calle próxima a un Centro Comercial y varios colegios, por lo que el tránsito de vehículos y peatones es constante.

Empleando un camión con cesta y la trepa para aquellos ejemplares donde no entraba el camión, terciamos la copa de los árboles que presentaban más riesgo; los restos, posteriormente, fueron retirados a planta de tratamiento de residuos vegetales, para hacer compost.

75 árboles de gran porte terciados en 4 días, aprovechando las vacaciones de Navidad.

Los restos se apilaron en la propia obra y fueron retirados con camiones con pulpo.

Lo complicado de éste trabajo, aparte de la peligrosidad que entraña una poda, era cortar el tráfico cada vez que trabajábamos cerca de la carretera, retirar rápidamente los restos y coordinar los camiones de recogida para que no afectarn al tráfico y pudieran cargar, al menos dos viajes cada día.

bdr

bdr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *