TALA Y DESTOCONADO DE OLMO DE GRAN PORTE

En esta ocasión nos tocaba talar y destoconar un árbol para facilitar el acceso a su vivienda a una persona con movilidad reducida.

El trabajo debía hacerse con celeridad porque había que cortar una calle al tráfico.

Pues bien, empleando la técnica de trepa, se apearon las ramas principales y posteriormente se tiró abajo el fuste, haciendo una buena cuña para dirigir la caída y evitar “sustos” en la fachada.

Una vez tirado el árbol, se troceó para retirar los restos a planta de tratamiento autorizado y ahora empezaba lo complicado: el destoconado. Hubo que picar la acera para abrirse paso, ya que tenía una enorme, como se puede observar en las imágenes; con ayuda de una máquina mixta y, una vez cortadas con hacha las raíces horizontales, lo pudimos sacar, dejando el hueco preparado para rebajar la acera, ya que el fin de esta tala era eliminar el bordillo.

El trabajo se terminó en poco más de una hora.

 

A por otro!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *