FLORISTERÍA

Esta semana recibimos un encargo muy especial, no tanto por el tipo de ramo, sino por la persona a la que iba a ser entregado. Numerosos condicionantes, ya que había que transmitir, con flores, la hermandad entre dos pueblos muy distintos: el chino y el español.

Nos pusimos a trabajar, buscando flores representativas de estos dos paises, con el handicap de que estamos en una época en la que las flores empiezan a florecer.

Una vez elegidas las flores, ahora elegir los colores, ya que en la cultura china, los colores de las flores no siempre simbolizan lo mismo que aquí.

Con las flores y colores elegidos, ahora «sólo» falta buscar de dónde traerlas. Estamos en un mundo globalizado y eso ha permitido traer unas flores de Ecuador, otras de Colombia, otras de Holanda y las últimas de Chipiona, Cádiz.

Este es el resultado: un ramo compuesto por peonia blanca, anastasia blanca, crisantemo verde y clavel rojo, con relleno de eucalitpo.

A veces, un simple ramo de flores lleva mucho más trabajo del que pensamos a primera vista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.